martes, 13 de octubre de 2020

Los Cedros

 El Bosque Protector Los Cedros

Fundada en 1988, la Reserva Biológica Los Cedros en el noroeste de Ecuador cubre 4800 hectáreas (Ha) de bosque tropical húmedo premontano y bosque nuboso, de los cuales más de 4094 Ha son bosque primario.  



La reserva es una zona de amortiguamiento al sur para las 182,109 Ha del Parque Nacional Cotocachi-Cayapas, y ambas son parte de la Zona Fitogeográfica del Chocó, uno de los hábitats más endémicos y biológicamente diversos de la Tierra.  

La reserva no solo protege el bosque de una mayor deforestación, sino que protege las cuatro cuencas hidrográficas principales dentro de él.



Los científicos han encontrado en la Reserva Los Cedros  
  • 5 especies en peligro crítico  
  • 31 especies en peligro de extinción  
  • 113 especies vulnerables  
  • 77 especies cercanas a amenazadas  
La reserva también alberga una gran diversidad de especies raras y en peligro de extinción, como el águila negra y castaña o la paba del chocó (foto) en peligro crítico de extinción. 



Hay 358 aves conocidas actualmente en la reserva, con más de 400 especies previstas. 

Seis especies de felinos deambulan por sus territorios en la reserva junto con primates como el mono aullador de manto ecuatoriano en peligro de extinción y el mono araña de cabeza marrón (foto) en peligro crítico de extinción. 




También existen numerosas especies de invertebrados, serpientes, lagartijas y ranas, algunas de las cuales solo se pueden encontrar en Los Cedros.




¿POR QUÉ ESTÁ AMENAZADO LOS CEDROS?  


Concesiones mineras en y alrededor del Bosque Protector Los Cedros. 


La zona de Intag, en el cantón Cotacachi tiene más del 90% de su territorio cubierto por concesiones mineras. 




En 2017, el gobierno ecuatoriano anunció nuevas concesiones para la exploración minera en más de 2.9 millones de hectáreas en todo el país, un aumento del 300%. Muchas de estas concesiones se encuentran en bosques protegidos y territorios indígenas, zonas de recarga hídrica y ecosistemas críticos de biodiversidad, en violación directa de las leyes de nuestro país, incluidos los Derechos de la Naturaleza. 

La minera canadiense Cornerstone Capital Resources recibió permiso para la exploración de minerales en colaboración con la empresa minera estatal ecuatoriana, ENAMI, a pesar de que la propia publicación del Ministerio del Ambiente cita a Los Cedros en sus "Áreas de Prioridad para la Conservación de la Biodiversidad en Ecuador".
  
Las concesiones mineras ahora cubren el 68% de la Reserva Los Cedros  

El Bosque Protector Los Cedros ganó una Acción de Protección en la Corte Provincial de Imbabura en junio de 2019, que retiró a la empresa minera sus permisos de operación. El gobierno ha apelado la decisión.  Mientras tanto, la empresa minera Cornerstone Capital Resources continúa explorando la reserva en contravención directa de la orden judicial, a pesar de la abrumadora oposición en la región y sin los permisos correspondientes.  

El caso de los Cedros pasa a la Corte Constitucional  21 de junio de 2020. 

En una medida sin precedentes, la Corte Constitucional de Ecuador, el tribunal más alto del país, anunció que escuchará los argumentos en el caso para preservar el bosque protector Los Cedros amenazado por el desarrollo minero, y aplicar por primera vez, los Derechos de la Naturaleza garantizados constitucionalmente en Ecuador. 

“Ecuador fue la primera nación en incluir los Derechos de la Naturaleza en su constitución”, dijo Sir Jonathon Porritt, uno de los principales ambientalistas del Reino Unido, “y ahora podría convertirse en el primero en proteger realmente grandes extensiones de biodiversidad en base a esta innovación constitucional, y sentó un precedente invaluable en todo el mundo ".  

Si Los Cedros gana, esto podría sentar un precedente para proteger otras 2 millones de hectáreas de Bosques Protegidos amenazados por la minería en Ecuador, en violación directa de muchas de las leyes ecuatorianas, incluidos los Derechos de la Naturaleza. 

Visita Los Cedros

La Reserva Biológica Los Cedros da la bienvenida a visitantes, investigadores, conservacionistas y voluntarios, en un verdadero paraíso remoto y aventurero. 

Un viaje a la reserva es una oportunidad extraordinaria para ver la naturaleza de un bosque nuboso de forma directa y sin filtros. Es lo más alejado posible de los caminos trillados y, sin embargo, se puede llegar desde Quito en solo un día.






0 comentarios:

Publicar un comentario