martes, 25 de agosto de 2020

Impacto de la minería sobre el agua

 La minería en el Bosque Protector Los Cedros pone en peligro el abastecimiento de agua de miles de personas y de tierras agrícolas.


La minería ocupa grandes cantidades de agua en todos sus procesos industriales. 


Para producir un gramo de oro la minería ocupa y contamina alrededor de 6.000 litros de agua limpia. Un proyecto minero de gran escala como Mirador, que está ubicado en el sur del país, consume más de 20 millones de litros de agua diariamente; mucha más de lo que consume la ciudad de Ibarra.

Esta gran cantidad de agua que se utiliza para separar los minerales de las rocas, se mezclan con químicos y otros metales, regresando contaminada a los ríos y poniendo en peligro la salud de la población.

Uno de los más graves impactos sobre el agua es el drenaje ácido de mina, que es el flujo de aguas ácidas producto del contacto de las aguas naturales con “sulfuros” extraídos del subsuelo por la explotación minera y expuestos en la superficie a las condiciones atmosféricas. Esta contaminación puede trasladarse por los ríos cientos de kilómetros y durar por cientos de años.

También es muy común que los millones de toneladas de residuos y escombros de la minería que deben almacenarse en diques o represas, tengan fugas o se rompan por efecto de las lluvias o movimientos de tierra como temblores o terremotos, muy comunes en esta región, derramando sobre los ríos millones de litros de lodos tóxicos llenos de metales pesados y elementos químicos peligrosos. 


Foto 1: Drenaje ácido de las minas



Bibliografía

Chopard A y Sacher W, 2017, « Megaminería y agua en Íntag: una evaluación independiente. Análisis preliminar de los potenciales impactos en el agua por la explotación de cobre a cielo abierto en Junín, zona de Intag, Ecuador », Decoin. Primera publicación en marzo del 2017.

0 comentarios:

Publicar un comentario